Informe sobre la desaceleración económica y el desempleo en Colombia

En mayo de 2024, la tasa de desempleo en Colombia fue del 10,3%, una ligera mejora respecto al año anterior. Sin embargo, la desaceleración económica sigue impidiendo que el desempleo caiga a cifras de un solo dígito, afectando especialmente a ciertos sectores y regiones.

Análisis de los datos del mercado laboral:

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reportó que en mayo de 2024, la tasa de desempleo en Colombia fue del 10,3%, comparado con el 10,5% del mismo mes en 2023 y el 10,6% en abril de 2024. Este descenso representa un aumento de 463 mil personas ocupadas en comparación con el año anterior.

Tasas de participación y ocupación:

  • Tasa global de participación: 64,1% en mayo de 2024, frente al 63,9% en mayo de 2023.
  • Tasa de ocupación: 57,5% en mayo de 2024, en comparación con el 57,2% en mayo de 2023.

En las 13 ciudades y áreas metropolitanas, la tasa de desocupación fue del 10,3% en mayo de 2024, comparado con el 11,2% en el mismo mes del año anterior.

Brecha de género en el empleo:

La tasa de desocupación nacional en mayo de 2024 fue del 12,1% para las mujeres y del 9,0% para los hombres, con una brecha de género de 3,1 puntos porcentuales. En las 13 ciudades y áreas metropolitanas, la brecha laboral de género se redujo a 0,8 puntos porcentuales, la más baja desde mayo de 2016.

Desaceleración económica y su impacto en el desempleo:

Según Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria, aunque la tasa de desempleo es la más baja desde 2018, la desaceleración económica impide que Colombia alcance una tasa de desempleo de un solo dígito. En el último año, se crearon cerca de 487 mil nuevos puestos de trabajo, el 95% en áreas urbanas, con una notable formalización del empleo. No obstante, la tasa de informalidad sigue siendo alta, superior al 55%.

Sectores y regiones afectadas:

  • Sectores con mayor contribución al empleo: Actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios, además de la construcción.
  • Ciudades con mayor tasa de desocupación: Quibdó (28,6%), Riohacha (19,5%), Florencia (19,5%).
  • Ciudades con menor tasa de desocupación: Bucaramanga (8,8%), Santa Marta (9,3%), Medellín (9,4%).

La desaceleración económica afecta especialmente a sectores como el comercio y algunas industrias, así como al sector financiero, mientras que los servicios siguen mostrando resistencia aunque con menor ímpetu.

Conclusión:

Aunque la tasa de desempleo en Colombia ha mejorado, la desaceleración económica continúa siendo un obstáculo para reducirla a un solo dígito. La creación de empleos formales es un avance positivo, pero la alta tasa de informalidad y las dificultades en sectores clave deben ser monitoreadas de cerca.