Impacto fiscal por caída de norma: Regalías deducibles en Colombia sera de $ 27,8 Billones

La reciente decisión de la Corte Constitucional de Colombia de tumbar la no deducibilidad de las regalías en la Reforma Tributaria ha desencadenado un debate sobre sus implicaciones fiscales. El Ministerio de Hacienda ha presentado al alto tribunal cuatro opciones para mitigar el impacto fiscal de esta medida, que se estima en $27,8 billones en los próximos 10 años. La audiencia programada para el próximo martes será crucial para determinar el curso de acción a seguir.

La Corte Constitucional ha convocado una audiencia para analizar los efectos fiscales de su decisión sobre la no deducibilidad de las regalías en la Reforma Tributaria. Esta medida, que afecta a las empresas mineroenergéticas, ha generado preocupación en el Gobierno y en el sector empresarial debido a su impacto en las cuentas fiscales y en la senda de recaudo proyectada para los próximos años.

Según cifras del Ministerio de Hacienda, la caída de esta norma implicará una pérdida de ingresos significativa para el Gobierno. Este año se dejarán de recibir $6,6 billones, lo que equivale al 29,8% de los ingresos esperados por la Reforma Tributaria. Además, se estima que el impacto fiscal total alcanzará los $27,8 billones en los próximos 10 años, lo que representa un desafío considerable para la sostenibilidad fiscal del país.

Ante esta situación, el Ministerio de Hacienda ha propuesto cuatro opciones para minimizar el impacto fiscal de la decisión de la Corte. Estas opciones van desde diferir los efectos del fallo hasta distribuir el impacto en múltiples vigencias. Sin embargo, queda por determinar cuál será la decisión final de la Corte y cómo afectará a las cuentas fiscales del país en el corto y largo plazo.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno por mitigar el impacto fiscal de la decisión de la Corte, queda la incertidumbre sobre si las regalías de 2023 serán deducibles o no. Expertos tributarios advierten que cualquier modulación del efecto de la sentencia debe estar debidamente fundamentada y no puede afectar la cosa juzgada. La audiencia del próximo martes será clave para resolver esta incógnita y determinar el curso de acción a seguir.