Junta Central de Contadores presento el formulario electrónico aplicable a sus supervisados

La Junta Central de Contadores ha presentado un proyecto de resolución que busca establecer un formulario electrónico para verificar el cumplimiento normativo en el ámbito contable. Este formulario estaría dirigido a contadores, prestadores de servicios de tercerización contable y sociedades de auditoría. Según el proyecto, la remisión de este formulario se realizaría anualmente antes del 1 de marzo, con corte al 31 de diciembre del año anterior. Sin embargo, debido a circunstancias excepcionales, este año se extendería el plazo hasta el 30 de junio. La falta de cumplimiento podría resultar en una anotación sobre la carencia de actualización en el control de calidad, lo que afectaría la obtención de certificados de antecedentes disciplinarios. Esta iniciativa refleja el compromiso de la Junta Central de Contadores en utilizar la tecnología para fortalecer la supervisión y control en el ámbito contable.

Aquí hay tres puntos clave a tener en cuenta:

  1. Obligados a presentar el formulario: Según el proyecto, los contadores, prestadores de servicios de tercerización contable y sociedades de auditoría están obligados a presentar el formulario electrónico con los documentos requeridos. La Unidad Administrativa Especial (UAE) estableció los términos para cumplir con este deber, destacando la importancia de que la información sea suministrada a través del correo electrónico registrado durante la actualización anual de datos.
  2. Plazos de presentación: De aprobarse el proyecto, los supervisados deben enviar la información correspondiente al año anterior antes del 1 de marzo de cada año, con corte al 31 de diciembre. Este año, como excepción, tendrán hasta el 30 de junio para cumplir con esta obligación.
  3. Consecuencias de la falta de presentación: Es crucial destacar que la falta de remisión de la información en las fechas establecidas resultará en una anotación sobre la falta de actualización en el control de calidad cuando las sociedades o contadores requieran un certificado de antecedentes disciplinarios.